La Municipalidad de Rafaela informó que entre los meses de mayo y abril se realizaron dos despachos con casi 50.000 kilos de material, además de otras cargas de menor volumen. Gracias a la separación en origen de los vecinos, la recolección diferenciada y al trabajo de las Cooperativas de Recicladores Urbanos, estos residuos recuperables vuelven a la industria del reciclado para tener una nueva vida útil. El intendente Luis Castellano, junto a la Secretaría de Ambiente y Movilidad M. Paz Caruso, visitaron la Planta de Recupero y conversaron con las Presidentas de las Cooperativas sobre la importancia de los procesos de trabajo, la productividad y el rendimiento de la planta en el contexto de la pandemia.

En el mes de abril 26,2 toneladas de papel fueron despachadas a la empresa Papelera Del Sur (www.papeleradelsur.com.ar) una industria argentina que fabrica cartulina encapada de alta calidad con material reciclado. Y en mayo se comercializaron 21,1 toneladas de materiales a DPM S.A. (www.dpmsa.com.ar) una empresa nacional que fabrica envases descartables. La carga fue de un mix de materiales de archivo de primera y segunda calidad, fardos de nylon y fardos de aluminio. Estas son las cargas más significativas que se realizaron en estos dos meses, y se suman a otras de menor volumen que también aportan al recupero de materiales.

Más de 70 personas, entre integrantes de las Cooperativas de Recicladores Urbanos y personal municipal, reciben a diario los residuos de toda la ciudad para separarlos y disponerlos correctamente. Trabajando de manera coordinada con las demás áreas municipales involucradas en el proceso.

El mandatario señaló: «El trabajo que realizan los ciudadanos, las empresas, las instituciones y las cooperativas es muy importante en material ambiental y demuestra que es un compromiso colectivo”. Y agregó “aún en este contexto especial, poder mantener los logros realizados gracias al esfuerzo de tantos rafaelinos, es un orgullo para todos».

M. Paz Caruso, Secretaria de Ambiente y Movilidad, señaló «Si hay generación de residuos y recolección, es necesario que haya tratamiento. Por eso durante todo este tiempo seguimos trabajando junto a todo el equipo, con las medidas preventivas y de seguridad correspondientes, para continuar con la separación y recupero de materiales»

Gracias a la separación en origen de los ciudadanos, a la participación activa de instituciones, empresas y comercios y a los grandes generadores, el trabajo en la planta de recupero se mantiene activo y constante. Esta situación no sólo favorece a los trabajadores de las Cooperativas sino que demuestra un compromiso de los ciudadanos en relación al cuidado del ambiente y la gestión integral de residuos.